Valencia, ¿Por qué deberías vivir en ella?

Valencia es capital de municipio, provincia y comunidad autónoma. Es la tercera ciudad de España en número de habitantes, con más de 700 mil, y cuenta con un área metropolitana de cerca de 2 millones. De origen Romano, pues fue el Cónsul Décimo Junio quien fundó la colonia en el 138 a.C, ha vivido más de 500 años de dominación musulmana. Hoy, Valencia es mucho más que Paella y Fallas, hoy Valencia es una ciudad para vivir.


Valencia3



Justo en el centro del Golfo de Valencia, en la costa levantina, y bañada por el Río Turia se alza Valentia. Cuenta con uno de los cascos históricos más extensos de España y con un patrimonio histórico y cultural la ha convertido en una de las ciudades Españolas más frecuentadas por turistas tanto nacionales como internacionales. Algunos de sus monumentos más importantes son La Catedral, El Miguelete, La Ciudad de las Artes y las Ciencias, Las Torres de Serranos y de Quart, y la Lonja de la Seda, Patrimonio de la Humanidad en 1.996.


Valencia4


Hoy en día la economía de la ciudad está centrada en el sector servicios (84% de la población activa). Aún así, también cuenta con actividad industrial y agrícola relevante. Valencia es mundialmente conocida por las Fallas, declaradas Fiestas de Interés Turístico Internacional en 1.965, y por el Tribunal de las Aguas, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2.009. Hoy son varios los eventos que ayudan a proyectar internacionalmente la Ciudad, como son el Gran Premio de Europa de F1, el Open 500 de Tenis y La Copa América de Vela.


Con un clima Mediterráneo suave y húmedo, cuenta con una temperatura media anual de 17,8º y sin extremos lo que la convierte en una ciudad ideal para vivir. Valencia se divide en distritos que, a su vez, se dividen en barrios o pedanías. Algunos de los más conocidos son Ciutat Vella, El Eixample, El Barrio del Carmen o el de Russafa.


Valencia es gastronomía, playa, mar y buen tiempo. Fiestas, conciertos y actividades al aire libre.


¡Valencia es una ciudad viva!